logo_sweetseeds.png

Las variedades autoflorecientes están disfrutando en los últimos años su época dorada. Estas variedades de floración automática, han experimentado una sorprendente y rápida evolución que las ha convertido en las genéticas más populares del momento, tanto para los autocultivadores como para los criadores. Cada vez más cannabicultores eligen para sus jardines las rápidas, discretas y deliciosas variedades autoflorecientes.

Las semillas autoflorecientes (también conocidas como “semillas automáticas” o “semillas autos”) producen plantas de marihuana que florecen independientemente de las horas de luz que reciban (fotoperiodo).

 

La inmensa mayoría de las variedades de cannabis son fotodependientes, en las que el inicio de la floración se desencadena con la llegada de los días cortos y las noches largas: es el fotoperiodo el que regula y determina el inicio de la floración. Y como saben los cannabicultores de interior, también regula la fase de crecimiento que puede ser mantenida indefinidamente con luces artificiales, creando días largos y noches cortas.

En cambio, en las variedades autoflorecientes el factor desencadenante de la floración es la edad. Las variedades autoflorecientes que ofrecemos en Sweet Seeds® comienzan a florecer cuando tienen alrededor de 3 semanas de edad, contando a partir de la aparición de los cotiledones, lo que suele ocurrir cuando las plantas alcanzan su tercer o cuarto par real de hojas. Por este motivo pueden ser cultivadas y florecer en cualquier época del año ya que su floración es independiente del fotoperiodo y de la estación del año en que sean cultivadas.

Este grupo de modernas variedades autoflorecientes de marihuana son las de floración más rápida que se conoce hoy en día, pudiendo completar su fase de floración en tan solo 5 semanas desde el comienzo de la floración. Sumando estas cinco semanas de floración a las 3 semanas de la fase de crecimiento, cosecharíamos dos meses después de la germinación de la semilla.