Dutch Passion fue la primera empresa del mundo en crear semillas de cannabis feminizadas en la década de 1990. Las semillas feminizadas cambiaron la forma en que la gente cultiva cannabis ya que se puede usar un cuarto de cultivo más pequeño requeriendo de menos semillas para cada cultivo. Cada semilla feminizada se convierte con el tiempo en una planta femenina madura. Las semillas feminizadas representan la gran mayoría de las semillas de cannabis utilizadas y hoy en día más del 95 % de todas las semillas de cannabis están feminizadas.

El proceso para crear semillas feminizadas se descubrió en la década de 1990, cuando Dutch Passion dejó que algunas plantas de cannabis femeninas florecieran durante muchas semanas más de lo normal, sólo para ver qué ocurría. Las plantas eventualmente produjeron flores masculinas y el polen que produjeron fue recolectado. Para gran sorpresa de todos, este polen ("femenino") produjo semillas que sólo dieron lugar a plantas femeninas. Hoy en día, se utilizan diferentes técnicas para producir y recolectar este "polen femenino". Las semillas de cannabis feminizadas han hecho que el cultivo de tu propio cannabis sea más fácil que nunca.

Desde la invención de las semillas feminizadas, hemos continuado mejorando el rendimiento y los resultados de las semillas feminizadas. El principal objetivo de Dutch Passion es proporcionar las semillas de cannabis de mejor rendimiento a los cultivadores profesionales y a los cultivadores caseros. Obtenemos las mejores genéticas de cannabis de nuestra inigualable red de criadores y especialistas en genética de todo el mundo. Cuando compres tus próximas semillas feminizadas, hazlo a través de Dutch Passion, los creadores originales y maestros de las semillas feminizadas.

VENDE VERDAD

ENCUENTRANOS EN:

Somos una tienda especializada en productos para el cultivo indoor y outdoor. Tenemos la mejor atención profesional, certera y con seguimiento hasta el final

Alameda 2831, local 14, metro ULA

@Flordecultivo

Flor de Cultivo