En Dinafem Seeds empezamos a experimentar con las semillas de marihuana autoflorecientes en el año 2008 a pesar de que en ese momento no eran unas semillas demasiado conocidas y demandadas en el mercado. Una vez más fuimos pioneros y en cuanto realizamos las primeras pruebas tuvimos clarísimo que se trataba de una opción con un gran potencial y que supondría un importante avance para los cannabicultores que se enfrentaban a entornos climáticos duros, a veranos fríos y cortos, etc. A partir de ese momento se abre la puerta a un segmento de cannabicultores que jamás se hubiese podido plantear el cultivo de marihuana en exterior.

Las semillas de marihuana autoflorecientes son conocidas con diferentes denominaciones: autoflorecientes, automáticas, autoflowering, autos, etc. En cualquier caso lo importante es que se trata de una especie de cannabis que contiene una genética, denominada ruderalis, procedente de zonas con climas extremos como el sur de Siberia, el norte de Kazajistán o Rusia. La principal característica de la genética ruderalis es su velocidad de floración, extremadamente rápida. La floración no depende del fotoperiodo, es decir de los cambios lumínicos día/noche de la estación, se produce de forma natural independientemente del escenario o contexto en el que se encuentre la planta y ésta florece una vez alcanza un punto de madurez sin que le afecten las condiciones externas que le rodean. Esto suele coincidir con el desarrollado del séptimo nudo, normalmente tras un periodo de crecimiento de entre 3 y 5 semanas.

Las semillas de marihuana autoflorecientes son unas verdaderas supervivientes. Se desarrollan con gran facilidad y rapidez, no son nada exigentes y su cultivo resulta muy sencillo. ¿Por qué? Porque sus orígenes en entornos difíciles las convirtieron en una raza fuerte y resistente e hicieron que floreciesen a la velocidad del rayo por temor a morir.

Estas plantas de cannabis tienen un tamaño pequeño, entre 30 y 80 cm, lo que favorece su cultivo en pequeños espacios tanto de exterior como de interior, y se pueden cultivar con gran discreción, sin llamar la atención. También son una solución para las personas que se inician en el cultivo de marihuana ya que su corto ciclo de vida, entre 60 y 90 días desde la germinación hasta la cosecha, evita problemas de humedad, de hongos, de moho, de plagas y de enfermedades. En interior necesitan luz intensa: 20 horas de luz x 4 de oscuridad durante todo el ciclo de vida.

Nuestra colección de semillas de marihuana autoflorecientes es muy amplia y todas ellas proceden de genéticas seleccionadas de primera calidad. Algunas de nuestras variedades con mayor reconocimiento en el mercado nacional e internacional son: Moby Dick Autoflowering, Original Amnesia Autoflowering, Haze 2.0 Autoflowering, White Widow Autoflowering, Cheese Autoflowering, Critical + 2.0 Autoflowering, OG Kush Autoflowering, Bubba Kush Autoflowering y Blue Cheese Autoflowering. En la actualidad nos encontramos en la vanguardia del desarrollo de estas semillas y seguimos investigando para poder mejorarlas y acrecentar al máximo su gran potencial.

VENDE VERDAD

ENCUENTRANOS EN:

Somos una tienda especializada en productos para el cultivo indoor y outdoor. Tenemos la mejor atención profesional, certera y con seguimiento hasta el final

Alameda 2831, local 14, metro ULA

@Flordecultivo

Flor de Cultivo